Buen día, Domingo, Noviembre 29
Procesos Ejemplares 2020-06-16 | Comentarios:

Colectivo Abya Yala: lugar Artístico y Cultural

Colectivo Abya Yala: lugar Artístico y Cultural

Colaboración especial por: Gisseth Alejandra Arévalo López[1]

 

En el barrio Las Cruces, ubicado en el Centro Oriente de la capital colombiana, el colectivo Abya Yala trabaja para reducir la desigualdad que viven niños, niñas, jóvenes y mujeres de los sectores populares, quienes son los individuos más invisibilizados y vulnerables ante las violencias, la discriminación y la exclusión. La defensa del territorio y la construcción de la paz territorial se realizan a través de creaciones artísticas y culturales, y de procesos de formación gratuitos e incluyentes, desde un enfoque de derechos, comunitario y de educación popular.  

 

Para ello, el Abya Yala cuenta actualmente con siete (7) escuelas de formación gratuita, estas son: grupo de danza de jóvenes, grupo de teatro, grupo de literatura para niños, grupo de zancos, grupo de música, grupo de mujeres mayores y grupo de danza contemporánea.

 

El colectivo se fundó en el año 2011. Su nombre Abya Yala significa Tierra Madura, Tierra Viva o Tierra en Florecimiento, término utilizado por los Kuna, un pueblo originario que habita en Colombia y Panamá. Desde entonces, se reconoce al colectivo como una alternativa de cambio en lo personal y lo social, por medio de las creaciones artísticas que tienen el propósito de impactar el territorio, tanto en las condiciones de vida de sus pobladores como en sus imaginarios.

 

 

Dichas creaciones, tales como obras y puestas en escena, surgen de las problemáticas sociales que se presentan en el contexto social de nuestro país y buscan, a través del arte, generar espacios de reflexión. Este aspecto es muy importante para el colectivo, puesto que, a partir de éstos espacios reflexivos, se puede entender lo político como “la capacidad que tienen las personas de pensar y percibir las dinámicas críticamente y propositivamente sobre su entorno y sus realidades, para generar acciones propias de transformación y cambio bajo la certeza de que otro mundo es posible”.

 

El arte también se puede entender como esa herramienta que permite la vinculación con la sociedad, a través de la representación de unos artistas (en este caso los niños, niñas y adolescentes (NNA) y adultos que participan de este colectivo) que, ahora como antes, conocen y viven dando un sentido al arte —desde la investigación— y a la intervención social. De esta manera se generan grandes posibilidades de lectura e interpretación del presente. Desde este mismo enfoque, el arte también se reconoce como ese “potencial de transformación social comunitaria”, ya que tiene la posibilidad de transformar sentidos y subjetivaciones.

 

De otra parte, está también la cultura como ese espacio de producción, intercambio y expresión de símbolos, saberes que representan afectos, posturas, significados, creencias, preferencias, gustos y valores que van más allá de los espacios, es decir, del territorio en el que nos desarrollamos.

 

Así, este espacio de lo artístico y cultural se ha convertido en un lugar donde le apuestan al cambio y a la transformación social desde el cuerpo, entendido como el primer territorio de reconocimiento, apropiación, resignificación y resistencia.

 

 

El Colectivo Artístico y Cultural Abya Yala tuvo la iniciativa de formar una biblioteca comunitaria con el propósito fortalecer el hábito de la lectura, la escritura, el aprendizaje creativo, el conocimiento y el intercambio cultural en los habitantes del barrio. A través de herramientas artísticas, lúdicas y pedagógicas se plantean actividades entretenidas y necesarias para el desarrollo de la identidad, la autonomía y el pensamiento crítico de los usuarios NNA y adultos del barrio Las Cruces y de los barrios aledaños.

 

Por una parte, se pretende que el barrio sea un territorio donde NNA, jóvenes y adultos se apropien de la lectura y la escritura como actividad cotidiana y compartida. Por otra parte, se procura que la comunidad del barrio y las personas que hacen uso de la biblioteca, sean sujetos críticos y aporten a las dinámicas sociales, que promuevan nuevos canales de comunicación y fortalezcan los lazos sociales dentro de la comunidad.  Todo esto con base en todos los privilegios que puede brindar la literatura, como lo son el conocimiento de otras realidades y la creación de mundos alternos.

 

[1] Estudiante de Trabajo Social de la Universidad Externado de Colombia


Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2020 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net