Buen día, Mircoles, Septiembre 30
Colombia Posible 2020-06-06 | Comentarios:

CASA B: desde Belén para todos

CASA B: desde Belén para todos

Colaboración especial por: Pedro Pablo Arango Uribe y Luz Fresia Juliana Espejo Espitia[1].

 

CASA B se consolida como un espacio y un colectivo deseoso de construir mundos posibles, a través de una propuesta de educación alternativa que a partir de la

experimentación en artes y ciencias, busca, a través de un enfoque de derechos de los niños, recuperar la memoria del barrio Belén y construir un futuro en comunidad

                                                          

(Corporación Proyectando Imaginarios, 2019)

 

 

CASA B nace hace 8 años como un espacio cultural para contribuir al fortalecimiento del tejido social del Barrio Belén, en Bogotá. Según sus fundadores, José Camilo Rodríguez Gómez y Darío Zendoya Zuluaga, la Corporación busca el fortalecimiento de las redes de participación entre actores y entidades culturales del barrio, garantizando la permanencia y apropiación del territorio en pro de la reconstrucción de su memoria histórica.

 

Desde sus orígenes, el barrio Belén se dedica al trabajo en madera, la elaboración de manualidades y la panadería. Las calles empinadas hacen una invitación a recorrer este lugar, tan antiguo como los primeros barrios en Bogotá. Cuenta con historia, tradición y gente calurosa y amable que dan la bienvenida a las personas que desean recorrerlo.

 

Actualmente, Belén está amenazada por diversos fenómenos socioeconómicos y socioculturales, como la gentrificación causada por los planes de desarrollo y de ordenamiento territorial. Dicho fenómeno tiene un impacto sobre la forma como las personas se relacionan entre ellas y con el territorio, con la identidad cultural y el sentido de pertenencia al barrio. 

 

La preservación del patrimonio es un elemento que hace de Belén un "barrio-pueblo". Organizado en torno a la iglesia, este punto de referencia hace parte del patrimonio cultural del territorio; ocupa un lugar central en la organización de la vida social del barrio al igual que las tiendas locales. Estos espacios han influido sobre las prácticas culturales y sociales de los habitantes, y hacen que vivir en Belén sea diferente en comparación con otro barrio de Bogotá.

 

CASA B es importante en la dinámica de revitalización del territorio para garantizar la permanencia de la comunidad en su espacio, en oposición a esos planes urbanos. Este proceso, pasa por la resignificación de espacios patrimoniales y culturales de la Candelaria, a través de la integración de sus habitantes.

 

La Corporación se ha consolidado por medio del fortalecimiento de redes y de algunas organizaciones nacionales e internacionales sin ánimo de lucro, que apoyan los proyectos que se crean con la comunidad. Las organizaciones nacionales son: Alcaldía de La Candelaria, IDIPRON, Sustentar, Ministerio de Cultura, Fundación para la Reconciliación, A seis manos, IDARTES, Fundación Arteria, Arquitectura Expandida, Plataforma Bogotá, Museo Colonial, Altiplano GPS, IDPC, Revista Iletrada, Alas, Libera y Comunidad barrio Belén. Las organizaciones internacionales son: la Embajada francesa y Voluntube.

 

Han hecho alianza con la Casa Bakatá, la Junta de Acción Comunal (JAC) y una colectividad de vecinos y vecinas para investigar, desarrollar y fortalecer los procesos que se desarrollan dentro del barrio e impulsarlos. Además, buscan medios para mejorar las condiciones de vida de las personas de la comunidad mediante el cambio de realidades e intercambio de ideas.

 

 

En Belén interactúan instituciones de acompañamiento a la población que prestan diferentes servicios culturales y deportivos. Encontramos la “Casa Comunitaria Belén”, construida en 1997 por la Alcaldía de la Candelaria, un espacio de encuentro para la comunidad; la “Casa Comunitaria: Jaime Garzón”, lugar de encuentro para los jóvenes, niños y niñas; y, cuentan con un centro especializado del ICBF, IDIPRON, donde se reúnen los jóvenes del barrio y diferentes colectivos aledaños al mismo (Tribulaches, Oruga Tv, Cerigraphrap, Casa Juvenil, etcétera). Gracias al apoyo de la JAC, la organización ha sido visibilizada en barrios aledaños, haciendo que se intensifique la información y la oferta que tiene Casa B para toda la comunidad.

 

En la organización participan todos aquellos que deseen hacerlo, buscando una multidisciplinariedad entre docentes, arquitectos, artistas, politólogos, físicos, ingenieros, sociólogos, administradores, permacultores, cineastas, diseñadores, voluntarios, asistentes, practicantes, entre otros. La autogestión es posible gracias a las actividades realizadas en el espacio de CASA B y la Cinehuerta. Cuentan con la participación de voluntarios, nacionales y extranjeros, para promover el intercambio ciudadano. Así, se realizan talleres, ferias y encuentros en el transcurso del año que son construidos entre los habitantes del barrio e invitados.

 

Así, se establecen diferentes líneas de trabajo y programas sociales sobre el quehacer artístico, social, político, cultural, económico y ambiental, que permiten la capacitación de diferentes representantes culturales, el fortalecimiento de la conciencia ambiental y de los diferentes procesos educativos para la formación integral de niños y jóvenes.

Los proyectos que actualmente realiza CASA B son:

 

Cine huerta

 

Un espacio en el que el cine y la agricultura orgánica se complementaban en un lugar privilegiado de participación. Ahora es un espacio de trabajo abierto donde se realizan talleres sobre agricultura urbana y consumo responsable a la vez que acerca la cultura cineasta al barrio reactivando la tradición del cine comunitario.

 

Se ha desarrollado desde hace tres años con las personas que viven en el barrio. Se realizan talleres de consumo responsable y agricultura para promover la soberanía alimentaria. Con el apoyo del Jardín Botánico se realiza la siembra con el fin de apropiar a la comunidad del sembrado de plantas de consumo diario como mora, lulo, tomates, cebolla, cilantro, acelgas, tabaco, girasoles, aromáticos frutales, entre otras, y se realiza compostaje con gusanos californianos.

 

El cine comunitario “Onces de Cine” promueve la postura crítica frente a diferentes realidades territoriales, sociales y culturales a través de medios audiovisuales. Es un espacio de reencuentro para los vecinos, jóvenes y niños de la comunidad que fomenta la identidad colectiva y fortalece los lazos de solidaridad.

 

 

Mediateca del Dragón

 

Un espacio para incentivar a las niñas y niños el amor por la lectura y la imaginación que a su vez ofrece tutorías de refuerzo escolar y temas de interés. Y el Laboratorio Científico Astronomía Periférica – Estación Belén, un espacio donde convergen la ciencia, el arte y la tecnología y donde se realizan proyectos de investigación y formación para la observación y transformación del contexto social a través de la exploración, el juego y la creatividad.

 

En la mediateca se realizan jornadas de lectura, refuerzo escolar para los niños y clases de inglés, francés y portugués. Se requiere de la ayuda técnica y financiera del Distrito para la biblioteca, el apoyo del control de préstamos de libros, la orientación escolar y la realización de talleres ludo-pedagógicos para incentivar los buenos hábitos de lectura.

 

Círculo de Mujeres

 

 

Las mujeres son las que más participan en CASA B. A partir de enero de este año comenzó el taller “Construyendo Realidades”, liderado por una voluntaria del barrio que hace parte del colectivo. Este pretende ser un espacio seguro para las mujeres, donde puedan expresar ideas, sentimientos y retos que identifiquen en el hogar, el trabajo y en la comunidad, con el fin de fortalecer sus capacidades y oportunidades. El proyecto requiere de un enfoque de género, y de un espacio para iniciativas sociales, económicas y culturales propias de las mujeres.

 

Se tiene proyectado un espacio en donde las mujeres puedan tener un intercambio de saberes a través de la cocina, para impulsar la integración de los habitantes a través de la gastronomía, rescatar saberes ancestrales y compartir conocimientos culinarios. El objetivo a largo plazo es la producción de alimentos como fuente de ingreso para algunos habitantes del territorio.

 

El boletín periférico

 

El primer medio de comunicación hecho por y para el barrio Belén. Este boletín mensual se considera como un observador de territorio y a través de técnicas como la fotografía análoga y la serigrafía ofrece una mirada creativa e distinta sobre los sucesos de este sector del centro-oriente de Bogotá. 

 

Este periódico comunitario lleva activo 4 años. Busca recuperar saberes ancestrales y la memoria histórica a través de relatos hechos por personas de la tercera edad del barrio. También es un taller de enseñanza para el manejo de tintas, la difusión de información y la creación de contenido.

 

El Comité Editorial desarrolla contenido informativo de interés para la comunidad, teniendo en cuenta su recorrido histórico y las dinámicas socioculturales del barrio contadas a través de narrativas, fábulas, comics, infogramas, entre otros.

 

[1] Estudiantes de Trabajo Social de la Universidad Externado de Colombia


Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2020 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net