Buen día, Mircoles, Noviembre 21
Procesos Ejemplares 2018-08-13 | Comentarios:

Parcería para el arte y los Carteros de la Noche

Parcería para el arte y los Carteros de la Noche

Foto cortesía Fundación Cultural Carteros de la Noche

Por: Jose Luis Rivera García

 

Hace poco más de dos décadas algunos jóvenes quimbayunos merodeaban de madrugada casas de conocidos y desconocidos para dejarles poemas escritos en forma de cartas, cumpliendo así con la entrega nocturna y clandestina de esa expresión del arte que parecía debía asaltar la conciencia de otros. A algunos asustaron y a otros les atrajo la atención, a todos inquietaron.

 

De alguna manera repartir cartas en la noche es un acto subversivo, en el sentido de hacer algo inquietante, insospechado a través de la poesía, que es la expresión más amplia del arte para nosotros. Asegura Lagar Alfonso, uno de los protagonistas de esta historia.

 

A las cartas siguieron performances y recitales poéticos con los que Lagar Alfonso y sus cómplices fueron mostrando una nueva generación que convocaba al cambio social desde la expresión cultural. Con acciones espontáneas y creativas se dieron cuenta que habían despertado a más de uno y no precisamente por bulliciosos. En el ambiente de Quimbaya, la curiosidad por saber lo que tramaban los Carteros de la Noche se acrecentaba.

 

Seguimos con la creación literaria, pero ya no solo nosotros, sino también niñas, niños y jóvenes que estimulados, empiezan a escribir a partir de sus propios imaginarios, a través de la reconstrucción de cuentos, relatos, mitos y leyendas del territorio denominado Paisaje Cultural Cafetero...- asegura Lagar, a lo que Nini Ospina, la otra protagonista, agrega –estos ejercicios pedagógicos en escuelas y colegios que se han llevado a cabo durante muchos años de manera itinerante pero continuada, alegran el corazón todos los días, cuando por casualidad, chicos participantes de estos procesos se convierten en estudiantes, o monitores de la Fundación, incluso son padres de familia que confían en nuestra labor, y quienes alguna vez vieron a Lagar cuenteando en la calle o en alguna institución y se siente bien pensar que es tal vez una semillita del arte que se sembró, es allí donde se recuerda lo trascendente que fue ese inicio.

 

 

La Fundación

 

Lo que tramaron fue un tejido de motivaciones artísticas atadas no solo a la creatividad propia sino al estímulo de la misma en otros, para lo que estimaron necesitaban formar un proceso continuo. Nini se vuelve la encargada de encausar las iniciativas a través de la planeación, estrategia antes un poco esquiva y en febrero de 2013 se formalizan con el nombre de Fundación Cultural Carteros de la Noche; momento en el que se empezó a consolidar un proceso sin retorno, comprometido con el fomento cultural quindiano a partir de las artes. Al respecto Nini señala:

 

Todo esto al principio se hacía con las uñas y no nos costaba esfuerzo, nos parecía delicioso y se hacía con ganas: performances, instalaciones, recitales literarios y musicales, eran propuestas espontáneas y transcendían, pero en este país no se consolidan las cosas así, el Estado tiene otras prioridades y también otros modelos, que tal vez no hacen fácil la gestión (…) En nosotros hay todavía un principio muy claro y es mantenernos independientes, por eso queremos ganarnos las cosas con méritos, por lo cual participamos en convocatorias culturales promovidas por el Estado, por ahora.

 

Se hicieron expertos en la formulación de proyectos culturales, tanto así que ganaron varias de las convocatorias públicas emitidas por el Ministerio de Cultura. Tumbaga- Encuentro con la memoria Quimbaya, Andantes: arte en comunidad y la Revista Conjuro son procesos valiosos que obtuvieron ese primer impulso. Pero los recursos no son bastos, nada sobra, todo es optimizado en función de la calidad artística. Con el incremento en las labores surge la necesidad de contar con un lugar de referencia.

 

Foto cortesía Fundación Cultural Carteros de la Noche

 

¿Sede para qué? Sencillo, esto debe ser una escuela de artes, debe ser un espacio para exposiciones de artes plásticas y fotografía, debe ser una biblioteca, así sea pequeña. Debe ser un espacio lúdico para la confluencia de las artes y sobre todo para fomentar y crear inquietudes en los artistas de Quimbaya y el departamento y ojalá más allá (…) obviamente para generar también expectativas en los niños y en los jóvenes (…) enloquecerlos un poco, para que se monten en este viaje por el mundo y empiecen a ver otras cosas interesantes. Comenta Lagar.

 

Entre ir y venir, negociar y ceder, discutir y arreglar por varios años, hoy la Fundación cuenta con un espacio acogedor para los quimbayunos, pues allí se permite el descubrimiento, afinamiento y despliegue de las habilidades histriónicas, musicales, gráficas y literarias que van soltando imágenes, sonidos y letras, las cuales a su vez develan identidades y culturas vivas en constantes impulsos creativos. La sede está quedando pequeña pues Quimbaya está siempre expectante al próximo evento, lo que para Nini y Lagar es una buena noticia dado que les impulsa a asumir nuevos retos. 

 

 

Crear en la incertidumbre

 

Con el crecimiento de la Fundación han aumentado las responsabilidades y la exigencia de dedicación a tiempo completo, sin que estén garantizados los honorarios de los colaboradores, o los recursos suficientes para la manutención y administración de la sede. No obstante la gestión cultural no se detiene.

 

Lo logrado en la autogestión es gracias a que no nos negamos a aprender y a que nos hemos quemado las pestañas estudiando para escribir un proyecto donde lo primordial sea la interdisciplinariedad, pues es donde se valoran las diferentes maneras de ver, conocer y aprender, se fortalecen las instituciones culturales y de todo tipo. Tenemos diferentes amigos de la cultura y el arte y eso ayuda a que las propuestas sean claras y que hasta el momento hayamos tenido buenos resultados en concertaciones nacionales y departamentales y nos posibiliten el seguir creando. Asevera Nini.

 

Foto cortesía Fundaciòn Cultural Carteros de la Noche

 

La creación se ha convertido en una acción que se comparte. Se han impreso ya dos libros de cuentos e ilustraciones producidos por los niños y niñas de Quimbaya, una producción musical sobre rondas, trovas y música campesina de la región y dos radionovelas.  Pronto se estará imprimiendo un libro de comics. “La creación se mantiene pues, ha ido pasando a otras generaciones y eso es lo que se quiere: estrujar a otros con el arte”, señala Lagar.

 

Vinculados a la Fundación ya se cuentan cuatro profesores orientando clases de música en guitarra, piano y batería. Hay un semillero de composición musical, donde se destaca la formación en rock. La Fundación patrocina la creación de un Coro en la Escuela Sadequi donde estudian niñas y niños en condiciones sociales de vulnerabilidad.

 

Todas estas iniciativas de creación literaria y musical, hacen parte de un programa llamado Andantes: Arte en Comunidad. El programa se ha mantenido por tres años contando, en parte, con los recursos obtenidos de las convocatorias públicas y en parte con los eventos pagos organizados por la Fundación, con los que de paso han acercado a algunos distinguidos pintores, músicos y cuenteros entre los que se destacaron recientemente Cesar Martínez, Edson Velandia y Aldo Méndez.

 

Foto cortesía Fundación Cultural Carteros de la Noche

 

Todos los miércoles se organiza Cinestación, club de apreciación cinematográfica. Se proyectan películas que hacen parte de ciclos definidos por temáticas, autores o preferencias. El ciclo consta de cuatro películas y cada vez se vinculan personas más jóvenes.

 

Tumbaga

 

Este Encuentro con la memoria Quimbaya nació con la idea de pensarse el territorio como hábitat en constante descubrimiento, contenedor de un legado cultural del pueblo ancestral Quimbaya que siglos atrás se asentó en estas tierras y del cual poco se sabe o se habla fuera del círculo de expertos. El evento, que en tres años ha realizado el mismo número de versiones, reúne diferentes perspectivas en charlas, foros, muestras, exposiciones sobre lo que ha pasado con ese legado cultural luego de la colonización y la repercusión que tiene en la configuración territorial actual, marcada por la diversidad y la lucha por su reconocimiento. En el último Tumbaga, realizado el pasado 27 y 28 de julio, se llevaron a cabo actividades como: diálogo de saberes con la comunidad Embera Chamí “Kipara” de la vereda El Laurel; relatos de trayectoria de las Mujeres Afroquindianas; la presentación sobre el pueblo Kimbaya Kumba proveniente de Rio Sucio - Caldas, por parte de su Gobernador suplente; feria agroecológica y artesanal, muestras de la Escuela de artes y Semillero de Rock así como, presentaciones musicales que hasta pasada la media noche aunaron la música andina, del atlántico y del pacifico colombiano en la Plaza de Bolívar.

 

Tumbaga es precedido por un trabajo arduo con estudiantes de secundaria que incluye proyección de documentales, recorridos por sitios arqueológicos, elaboración de instrumentos musicales y de utensilios cerámicos y en yeso.

 

Foto cortesía Fundación Cultural Carteros de la Noche

 

Revista Conjuro

 

La última publicación de la Revista (agosto de 2018) cuenta con escritos del Teatro Matacandelas de Medellín, del pintor quimbayuno Duván López y del biólogo Hugo Mantilla-Meluk, reconocidas figuras intelectuales del país. Ya se han publicado siete ediciones de Conjuro que han logrado reunir la diversidad de las expresiones artísticas contemporáneas locales y mantener al tanto a sus lectores sobre las discusiones actuales que orientan las obras del mundo del arte y su relación con el territorio. Cada año se editan dos nuevos números de la  Revista.

 

Foto cortesía Fundación Cultural Carteros de la Noche

 

La Parcería

 

Detrás de Tumbaga, Andantes y Conjuro se encuentra una gestión cultural autónoma, auspiciada por la parcería. En la edición de diciembre de 2017 de Conjuro, Lagar le adjudicaba el término a su amigo Memo Vélez y lo definía así

 

[…] trastoca los límites del encuentro y el intercambio de saberes donde se puede solidificar la indiferencia por el existir y compartir con los otros, sin más interés que el amor por las artes, por sus ejecutores y posibles generaciones que enfermen para [sic] crearlas y vivirlas.

 

La parcería reúne a amigos de toda la vida y amigos espontáneos del arte. Hace que se topen personas, propósitos y afinidades para encontrarse con los otros y lo otro. Esa conexión ha sostenido los procesos de Carteros, pues a través de ella se consiguieron los primeros instrumentos musicales para dar clases, unos prestados, otros donados; se hacen contactos con nuevos y viejos artistas; se hacen mingas para la logística de los eventos. Cada cual aporta desde lo que sabe y desea dar de sí. Han hecho un sinnúmero de parcerías con personajes y colectivos del departamento, del país y otros países, entrelazadas sin otra intencionalidad que el fomento cultural para erigir sociedades críticas e inquietas.

 

En la sede de Carteros de la Noche, niños y jóvenes han encontrado un espacio para que “exploren su inteligencia y sus actitudes”, tal como lo describe Nini, en un lugar dispuesto para todos. Allí encuentran amistades, entienden la empatía, estimulan sus habilidades intelectuales y desarrollan destrezas corporales para formarse mutua y constantemente en torno a un sentido ético y estético de lo humano.

 

Para mantenerse al tanto de las actividades de los Carteros de la Noche pueden visitar sus páginas en redes sociales: https://www.facebook.com/carteros.delanoche https://www.facebook.com/carterosdelnoche/  ,    o escribirles a: carterosdelanoche@gmail.com


NOTICIAS RELACIONADAS

2017-03-07

102 años caminando por la vida

En mayo la señora Angela Ospina cumplirá 102 años, junto a su hija nos revela el secreto para una vida larga. La señora vivió el siglo que ha sido la base para el Colombia de hoy.

2016-11-15

Crónica de un mes de movilizaciones por la paz. Aún falta el acuerdo

El 3 de octubre, la sociedad civil se movilizó impulsada por los jóvenes.

Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2018 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net