Buen día, Martes, Octubre 17
Eco-lógico 2017-07-15 | Comentarios:

Proyecto 100 MIL

Proyecto 100 MIL

Por: Alejandra María Torres Ciro

“No pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me toca vivir quiero hacer la diferencia”

 

José Iván Arias es Tecnólogo Agroindustrial que se desempeña como agricultor. En un predio familiar cultiva hortalizas, plátano, mora y engorda pollos, produce el abono y los biopreparados para sus cultivos y como si esto fuera poco, lidera el Proyecto 100 MIL, una iniciativa que nació hace aproximadamente cuatro años con el propósito de repoblar y “ayudar a la conservación de los afloramientos de agua del municipio de Salento”, afirma José en entrevista con buenagenteperiodico.com. Este trabajo local cobra importancia regional toda vez que las fuentes de agua nacidas en Salento surten al río Quindío.

La motivación por la siembra de árboles está asociada a su adolescencia cuando laboró con la empresa Cartón Colombia, “me puse en la tarea de ver que donde sembraba Cartón Colombia se estaba secando la tierra y al secarse la tierra se secaban los nacimientos y empecé a notar eso y dije esto no es bueno”, lo que lo llevó a responder con acciones concretas por cuenta propia.

 

Asegura haber sembrado más de 6.000 árboles, “cada persona tiene un propósito en la vida y el mío es sembrar árboles”, pero más que sembrar un árbol es saber “por qué se va a sembrar, qué se va a sembrar y para quiénes se va a sembrar… se siembra un árbol y se siembra conciencia”. Saber que las próximas generaciones podrán disfrutar de la naturaleza como nosotros lo hemos hecho, es una de sus motivaciones.

 

El proyecto 100 MIL está en proceso de conformación como Fundación, la cual seguirá trabajando en la transformación de imaginarios desde la dimensión ambiental. Los árboles aportan a la conservación de las fuentes hídricas, producen oxígeno, permiten el proceso de fotosíntesis, regulan la temperatura, generan sombra, dan albergue tanto a vegetales como animales, evitan la erosión y según José Iván “un árbol desde que se siembra hasta que se muere puede durar más de 50 años y el beneficio ambiental son 159.000 dólares”. 

Asegura que el río Quindío disminuyó en un 50 % su caudal y para recuperarlo se requieren más de 5 millones de árboles, “la gente no ha dimensionado lo que se nos avecina”, muestra de eso es el racionamiento que tuvo el municipio de Salento el pasado mes de enero, “me atrevo a decir que el municipio tiene más de 700 fuentes hídricas entre quebraditas, humedales, afloramientos y nacimientos” que están en riesgo de sequía y requieren del compromiso de todas y todos.

 

José ha expuesto la problemática del agua en diferentes escenarios entre los que se cuentan la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ), Empresa Sanitaria del Quindío (ESAQUIN), Empresas Públicas de Armenia (EPA), la Alcaldía y el Concejo Municipal de Salento; además realiza jornadas de sensibilización en instituciones educativas y universidades, con el propósito de exponer la problemática ambiental; “en los colegios saben la ubicación de los ríos pero no el valor del agua”, afirma en modo pausado.

 

El proyecto se financia con la venta de camisetas, se venden paquetes turísticos que permiten el reconocimiento del territorio a través de caminatas, además del aporte voluntario de muchas personas, algunos de ellos comerciantes del municipio. Al mismo tiempo se cuenta con la Fundación Sembrando Esperanza como uno de los aliados del proyecto. 

 

Fotos cortesía del Proyecto 100Mil árboles.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

©2017 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net