Buen día, Viernes, Mayo 25
Colombia Posible 2017-03-02 | Comentarios:

Chocolate de paz, Un trago de esperanza

Chocolate de paz, Un trago de esperanza

Por: Paula de las Estrellas Beltrán Home

 

´Chocolate de paz´ es el título del documental de Gwen Burnyeat Y Pablo Trujillo estrenado desde el mes de abril del 2016 en Bogotá, cuando se realizaron 15 proyecciones en diferentes espacios académicos, empresariales y sociales. El audiovisual, ganador del premio al mejor largometraje de MIDBO (Muestra Internacional Documental de Bogotá), en la categoría del posconflicto y la categoría mejor largometraje en SiembraFest, muestra cómo la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, ubicada en el estratégico territorio del noroccidente del departamento de Antioquia, puso sus manos en la tierra para construir paz, desafiando la violencia con su forma de vida: ´el ser campesino´. Y no hay rastro de vergüenza al presentarse como campesinos, porque por sus venas no corre sangre: “corre barro”. De esta manera, las victimas de actores como el Estado, grupos paramilitares y guerrilleros, nos abren una ventana a la memoria de nuestro país.

A partir de su propia narrativa y con la imagen de la semilla, que evoluciona hasta convertirse en una planta y posteriormente se transforma en un Chocopaz que llega a los mercados éticos, las voces de los líderes de la Comunidad reconstruyen su historia desde la década de los 80. En adelante, se tejen testimonios clave para entender porqué ´la guerra no solamente golpea al ser humano´ y qué importancia tiene el territorio en la construcción de la paz civil. Al respecto, Burnyeat y Trujillo manifiestan su fe en el poder transformador de la historia y de los medios audiovisuales, enfatizando en su intensión de aportar con el documental al fomento de la empatía, pues, “creemos que es solamente a través de sentir empatía con las historias individuales que podemos ser capaces de imaginar la dimensión de los 8 millones de víctimas en el país”, anotan los directores del audiovisual.

Para decirle al mundo que ´en la guerra nunca se gana, siempre se pierde´, se encuentran las voces de los que decidieron construir paz y los que le apostaron a “un periodismo investigativo y responsable que contribuye al debate público informado y balanceado”, como afirma Burnyeat. Esto, en un momento histórico como el que vive Colombia, por disponer condiciones para construir la paz a partir de la firma del Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, donde cobra mayor importancia dar a conocer las historias de paz de las comunidades de base al pueblo colombiano, que en gran medida desconoce la grave situación en materia de derechos humanos de comunidades como la de Paz de San José de Apartadó.

Cabe anotar que la música, como el dibujo, enriquecen la apuesta narrativa en ´Chocolate para la paz´ al reflejar su sentido propio de la paz, en una comprensión tan apropiada que sus ´coplitas´ cantan a al campo, al trabajo familiar y al territorio, elementos determinantes para construir paz; entre tanto, en los dibujos, fieles trazos del sentir de la comunidad,  moran guerreros y campesinos profundamente violentados, quizá los más de 300 campesinos asesinados desde 1997, pero donde los trazos también representan dignidad. Tal vez su dignidad, tan presente durante todo el documental, sea nuestra fuerza y su cacao, nuestro alimento para construir paz.

 

Fotografía cortesía Chocolate de paz


Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2018 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net