Buen día, Domingo, Junio 24
Procesos Ejemplares 2017-02-14 | Comentarios:

Agenda Mujer

Agenda Mujer

Un puente de imaginarios femeninos por la reconquista de espacios de transformación

 

Por: Paula de las Estrellas Beltrán Home

El milagro de la persistencia

 

Son 22 años de esta Agenda- libro, una publicación que desde 1996 ha cautivado a miles de lectoras y lectores en Colombia y el extranjero, con sus revelaciones y su coquetería, incitando a una conexión poética, pero sobre todo a la apertura de la visión del mundo, como anota Martha Elena Hoyos, integrante del grupo editorial “Las siete”.

Este colectivo está conformado por comunicadoras, sicólogas, sanadoras, diseñadoras, músicas y magas. Ellas son: Clara Charria, Adalgiza Charria, Gloria Velasco, Alba Lucía Tamayo, María Cecilia Paz, Martha Elena Hoyos y Mayra (un personaje caricatográfico que con su desnudez y su palabra alienta el deseo de libertad).

Dos décadas y la ´ñapa´ para existir creando una propuesta de exploración sobre los símbolos que constituyen el universo femenino, dialogando con las voces de las mujeres del mundo, para reconocer la propia identidad. Alba Lucía Tamayo, escritora, investigadora y gestora cultural, argumenta al respecto: “estamos demostrando que sí son posibles la permanencia y la duración de los proyectos trabajados por equipos de mujeres.”

En palabras de Adalgiza Charria, la Agenda es multitud. En ella se plasma el trabajo colectivo y la participación de sus editoras en grupos y círculos de mujeres: “22 años poniéndonos en experimentación, tratando como lo dice el mandato feminista de que nos suceda en el pellejo. Y vamos cada cual en su arcilla con el encuentro de tantas maestras de vida que más allá del grupo de Las Siete, como nos hemos nombrado, inspiran la molienda diaria”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un horizonte de conversaciones: Entre páginas laicas y chamánicas

 

Agenda Mujer bien puede asemejarse a un “horizonte de conversaciones” en el que interactúan las sabidurías ancestrales, las luchas históricas de la mujer y el haber intelectual contemporáneo. “Encontrando sus raíces en el pensamiento complejo, holístico, el feminismo desde la ecología, la reivindicación de los derechos de las mujeres, la construcción de nuevas sociedades con justicia, equidad y respeto a las diferencias y las multiversidades”, anota Alba Lucía.

Ciertamente, hay una fuerza implacable en la exploración íntima, algunas veces chamánica, otras, laica. Por ello, han perdurado, según Marthe Elena, temas como: la importancia de construir, sostener y realizar los sueños internos del ser. La conexión con la Diosa como símbolo de la fuerza femenina del alma. La alegría como conquista cotidiana. La solidaridad, la sororidad (hermandad entre las mujeres), la noviolencia, la creatividad, el respeto por la diferencia. Lo político y lo espiritual como testimonio de nuestras acciones, como alquimia entre . Lo ecológico como sustento del respeto a la madre tierra y todos sus seres vivientes. Las nuevas masculinidades. El tiempo como insumo de la vida, como sustento de la existencia.

En este sentido, Adalgiza expresa: “Nos hemos dado todas las licencias, hemos escrito declaraciones, manifiestos, conspiraciones para encender la fiesta, propuestas para el milenio. Hemos sido trascendentales y cotidianas, hemos hablado desde los roles que encarnamos, las relaciones que establecemos, hemos acudido a las diosas y sus arquetipos, invocado el poder de lo sutil, nombrado nuestros desafíos, intentado encontrar la luz y las sombras de nuestros caminos”.

 

 

La revolución íntima: el reclamo al propio cielo

 

En la Agenda Mujer del año 2000, titulada Conspiraciones para encender la fiesta, se lee la siguiente revelación:

“Las mujeres sabemos que de lo que se trata es de una revolución de la consciencia humana, esa que hasta ahora nos distanció de la naturaleza, nos fracturó la realidad y ha impedido comprender la integralidad de la existencia cósmica. Y no tenemos más remedio que ofrecer el corazón, atravesar la niebla, reconciliar nuestras polaridades, sosegar la mente, recibir los dones, desobedecer de manera vital, y encender la fiesta.”

Aquella Agenda con la que se daba inicio al milenio nos da otra pista sobre la relación que la o el lector asumen. Para cada una de las autoras, así como para el público, se presenta “una experiencia única de autoconocimiento, escritura, integración y comunicación ...mujeres y hombres en ebullición interna, en interacción planetaria”, describe Martha Elena.

Un llamado donde lo femenino se instala como un derecho a reconquistar espacios de transformación ante las crisis sociales, económicas y ecológicas planetarias. Un dulce llamado en la voz de Mayra, ese personaje caricatográfico a veces niña, otras mujer o abuela, a quien Carlos Alberto Villegas exaltó: “…es la voz de una conciencia cósmica que le habla a nuestros íntimos anhelos de paz, es el valor de la poesía que eleva la mirada desde la situación cotidiana o nos invita a regresar a ella para que la transformemos en momentos trascendentes, es una incitación para que desde la realidad personal conquistemos el derecho a nuestro propio cielo…”.

 

Poesía, ambrosía diaria y amuleto de Agenda Mujer

 

Imposible dejar de reconocer el valor de la poesía en la Agenda Mujer. Ella ha sido “el hilo conductor esencial entre literatura, fotografía, pintura, dibujo y diseño gráfico. Es la que inspira la propuesta estética. Es también permanencia y duración y es también una especie de amuleto que ha permito durante 22 años el milagro anual de la Agenda Mujer”, asegura Alba Lucía Tamayo.

La poesía asalta los días en la agenda para invitar al lector a participar de la palabra plasmando sus sueños, emancipando el imaginario de que la vida como el tiempo es arte. Entre tanto, Las Siete conspiran para innovar en temas como la participación de las lectoras, nuevos espacios virtuales donde se pueda vivenciar la agenda, realizar giras de talleres y ampliar círculos de distribución desde las mujeres mismas.

 

 

 


Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2018 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net