Buen día, Jueves, Octubre 17
Colombia Posible 2019-08-01 | Comentarios:

Nunca se debe perder la esperanza: Movimiento Ríos Vivos, por la defensa de la vida y el territorio

Nunca se debe perder la esperanza: Movimiento Ríos Vivos, por la defensa de la vida y el territorio

“Ríos para la vida, no para la muerte” Movimiento Ríos Vivos. Fuente: Movimiento Ríos Vivos

Por: Angélica Zuluaga

 

Buena Gente Periódico conversó con Humberto Pino e Isabel Cristina Zuleta, integrantes del Movimiento Ríos Vivos que defiende la vida y el territorio en la zona de influencia del megaproyecto Hidroituango, en el departamento de Antioquia. Humberto viene del municipio de Briceño, uno de los más afectados por el proyecto dado el alto índice de desplazamiento forzado de comunidades del cañón del río Cauca. Isabel, por su parte, es socióloga y se autodefine como ‘aprendiz de historiadora y de tejedora’.

 

BGP.: ¿Cuáles han sido las principales dificultades y obstáculos que han encontrado en el camino como Movimiento Ríos Vivos?

 

Isabel: dentro de las dificultades yo creo que está lo que ha sido la historia de procesos de resistencia que intentan cooptar otros procesos, no nos dejan ser nosotros mismos y es muy difícil porque es el cómo conformar un proceso que de verdad sea lo que nosotros somos. En Colombia hay muchos procesos maravillosos pero que se quieren imponer sobre otros procesos más pequeños.

 

Otra dificultad es la historia de lucha armada que se ha vivido en Colombia porque nos pone el sello y nos estigmatiza por tener un conflicto con una empresa, entonces el proceso desde su nacimiento está estigmatizado como si fuéramos esa forma de organización armada, que la respetamos, pero no la compartimos porque nuestra manera de ser y de organizarnos es pacífica.

 

Las mayores complicaciones son internas, el mundo de afuera sabemos que es capitalista, que es destructor de la naturaleza, pero realmente adentro luchar contra el machismo de nosotros mismos es complicado, hay mujeres en el movimiento que no querían que hubiese una organización de mujeres, eso es muy difícil porque no somos seres de coherencia, uno un día es una cosa y otro día es otra, está en constante cambio; debemos aprender mucho hacia adentro.

 

También tenemos las amenazas que nos llegan constantemente de empresas que no les gusta lo que decimos, el cómo nos organizamos, pero pues eso se tenía previsto, aunque no nos esperábamos la magnitud de la tragedia en los territorios como lo estamos viviendo ahora, nunca nos íbamos a imaginar la estupidez humana de haber sellado esos túneles; eso es una violación a la naturaleza.

 

Humberto e Isabel durante su intervención en año pasado evento Tramas y Mingas por el Buen Vivir en la Universidad del Cauca.

 

Siempre pensábamos que no podía pasar algo peor, pero cuando uno dice eso debe imaginarse que sí puede ser peor, que las cosas pueden empeorar y eso es Hidroituango, un desastre. Decíamos, es que no puede haber más militares en el territorio o grupos al margen de la ley y entonces llega la vigilancia privada de las empresas a los territorios. Pero pues debemos mantener la esperanza viva y tener todos los escenarios pronosticados, planeados, imaginados.

 

Hemos tenido demasiadas dificultades, el movimiento ha estado a punto de desaparecer por el terror físico a las amenazas, a que en cada esquina nos digan que nos van a matar y claro uno tiene que cargar ese miedo todos los días. Pero pues ahí estamos y si esto se acaba pues por lo menos dejamos huella de que esto se puede, de que nunca se debe perder la esperanza.

 

BGP.: ¿Este movimiento genera unidad entre todos los que lo integran?

 

Humberto: pues este movimiento ha generado un gran impacto en las personas que habitamos los diferentes municipios que se ven afectados por estas amenazas y desplazamientos; hoy en día todas las personas se ven motivadas a integrarlo, a participar de una u otra manera en él, es un movimiento en el cual se integran comunidades y asociaciones que son afectadas por megaproyectos. Por eso justamente le reclamamos al Estado. Luchamos y nos damos a conocer tanto a través de nuestra participación en movilizaciones como con la difusión de comunicados que visibilizan nuestra problemática a nivel local y departamental. A nivel nacional hay una gran inconformidad por parte de diversas comunidades, esta problemática nos cobija a todos como colombianos y se va convirtiendo en un problema global, ya que este tipo de problemáticas afecta también a otros países.

 

BGP.: ¿Qué es lo que está sucediendo con el Megaproyecto Hidroituango?

 

Humberto: nosotros nos conformamos como Movimiento Ríos Vivos porque somos defensores de la vida, el agua y el ambiente; también es una manera de resistir, de defendernos ante las amenazas que hemos vivido, ante el desplazamiento que nos obliga a abandonar nuestro territorio, nuestra forma de subsistencia que es la pesca y el trabajo del barequeo. También estamos perdiendo algo muy importante y es el trueque que hacíamos entre los pescadores y los campesinos, ese intercambio en las plazas de mercado, debido a este proyecto estamos perdiendo esa tradición que tanto enriquecía nuestra cultura.

 

Fuente: Movimiento Ríos Vivos

 

BGP.: ¿Qué piensan que podrá suceder con este megaproyecto en el actual gobierno?

 

Humberto: pues esperamos, aunque con gran incertidumbre, que los mandatarios reconozcan el atropello que estos proyectos están causando en los territorios. Desplazan no sólo a las personas, el efecto se traslada también a la naturaleza, a los animales que habitan junto a las comunidades; están acabando con los bosques secos tropicales, con los bosques húmedos, nos están arrebatando la oportunidad de disfrutar una vida tranquila al lado de la naturaleza, que es la que nos brinda la posibilidad de una existencia en equilibrio, nos están privatizando el agua y pues esto es un delito porque el agua es el elemento que hace posible la vida. Los ríos deben ser libres.

 

BGP.: ¿Cuáles han sido las principales satisfacciones que nos pueden compartir sobre este proceso de resistencia?

 

Isabel: una de las satisfacciones más grandes que hemos tenido ha sido el encontrarnos, el tener objetivos comunes porque hoy en día esto es muy complejo, tener esa idea y después esa decisión de organizarnos, luego empezar a tejer juntos, el tener una familia escogida, porque uno tiene una familia en la que le tocó nacer, en cambio los procesos organizativos son eso, una familia en que decidimos estar; el compartir, el tener un espacio donde decir la verdad es algo que lo alienta mucho a uno, porque duele mucho que te estén mintiendo todo el tiempo en la cara sobre tu vida, tu territorio, sobre lo que se sufre; porque estos poderosos siempre quieren ocultar la verdad pero no lo han logrado porque ahí están nuestras voces luchando constantemente por decir, por gritar la verdad de lo que está ocurriendo.

 

Isabel en audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre desaparición forzada en Colombia. Fuente: CIDH

 

Por eso nos da tanta alegría estos espacios donde nos escuchan, tener a comunicadores y comunicadoras que nos quieren escuchar; porque la palabra es vida, también el poder decir, el poder contar es una alegría y una posibilidad que nos da el movimiento, porque sin el movimiento no lo podríamos hacer, porque como personas es muy difícil, tal vez por el miedo y porque uno no tiene la fuerza suficiente, el movimiento es quien nos da la fuerza para contar.

 

Son cosas muy duras que sin el colectivo no se podrían decir. Tú le preguntas a cualquier persona de los municipios como Toledo, Briceño, Buriticá o Sabanalarga donde está sucediendo este megaproyecto si es capaz de contar, de decir lo que está ocurriendo y no es capaz, por el terror que tiene a las amenazas, a lo que pueda pasar y es en el colectivo donde nos damos esa fuerza suficiente, no para eliminar el miedo sino para seguir a pesar del miedo.

 

Para conocer más sobre el Movimiento Ríos Vivos, visita su página web: https://riosvivoscolombia.org/


NOTICIAS RELACIONADAS

2017-03-07

102 años caminando por la vida

En mayo la señora Angela Ospina cumplirá 102 años, junto a su hija nos revela el secreto para una vida larga. La señora vivió el siglo que ha sido la base para el Colombia de hoy.

2016-11-15

Crónica de un mes de movilizaciones por la paz. Aún falta el acuerdo

El 3 de octubre, la sociedad civil se movilizó impulsada por los jóvenes.

Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2019 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net