Buen día, Martes, Marzo 26
Vidas & Voces 2018-12-27 | Comentarios:

Henry Villada, el artista detrás de las obras de embellecimiento público en Armenia

Henry Villada, el artista detrás de las obras de embellecimiento público en Armenia

Por: Alejandra María Torres Ciro

 

Henry Villada Tamayo, oriundo de Roldanillo - Valle del Cauca, estudió en el Museo Rayo, es artista plástico de profesión, especialista en investigaciones de grabado,  con estudios de Arte Público realizados en Cuba en 2001. Hace 30 años vino al Quindío a prestar el servicio militar, quedó impactado por la variedad de verdes que caracterizan este territorio, pensó que en algún momento volvería al departamento y 5 años después regresó para realizar, durante ya un cuarto de siglo, importantes aportes al desarrollo artístico y cultural de esta tierra cafetera que con gusto lo ha adoptado.

 

Según sus apreciaciones, factores como la creación hace 4 años del Programa de Artes Visuales de la Universidad del Quindío, el proyecto de museo que está en construcción y la presencia de buenos artistas que han elegido este territorio para vivir, evidencian en modo concreto que el arte en el departamento está avanzando.

 

Sobre sus trabajos recientes

 

Henry también es el artista detrás de las obras de embellecimiento del espacio público en Armenia. Su obra ha sido admirada por habitantes y visitantes del Quindío. En el Centro Administrativo Municipal (CAM) realizó recientemente murales que pretenden destacar los atributos del Paisaje Cultural Cafetero, en los cuales ha evidenciado magistralmente la biodiversidad regional. Por otra parte, el proyecto artístico de la carrera 19 con décima norte estuvo enfocado al origen de la arriería en el Quindío. Con sus aportes espera que se consolide en Armenia una política de ciudad alrededor del arte mural que trascienda las expresiones temporales.

 

Cuando se trabaja en el espacio público donde transitan espectadores de múltiples características, se deben emplear lenguajes de expresión sencillos que lleguen de forma directa a través del color, de la forma o del mensaje. “La pintura mural es más pensada y más desarrollada, se mira en perspectiva, se usan materiales pictóricos de mayor resistencia, se trabaja con un contexto de pensar en futuro que debe mantenerse, se cuentan historias más profundas, con mayor trabajo”, comenta Henry.

 

Algunas consideraciones sobre el arte mural

 

En los procesos de arte mural siempre hay un proyecto inicial, se diseña para el espacio de acuerdo a la pared, el área y sus dimensiones; las paredes rústicas favorecen la sostenibilidad de la pintura en el tiempo, ya que la textura retiene la pintura y retarda la decoloración producto de los rayos ultravioleta.

 

Una obra mural tiene una duración aproximada de 25 a 30 años si se cumple con la preparación de la pared y el mantenimiento de lavado y barnizado que debe llevarse a cabo cada 5 años. Como ejemplo exitoso en la ciudad se encuentra el proyecto artístico adelantado por Henry en el Parque Cafetero hace más de 11 años.

 

Previo a la elaboración del mural, la pared requiere preparación para desacidificarla con ácido acético durante dos días, posteriormente se procede con la aplicación de pintura de alta resistencia que sirve de base para iniciar el trabajo con los acrílicos. Con la pared lista y un diseño elaborado a escala se inicia el mural.

 

El proceso de elaboración de un mural depende de múltiples factores; cuando se trabaja en espacio público a intemperie se deben tener en cuenta los agentes externos como la lluvia y el exceso de sol.  En términos generales una obra de unos 150 metros cuadrados puede requerir aproximadamente 45 días de trabajo.

 

Distintas expresiones artísticas

 

Es importante distinguir entre la pintura mural y el grafiti, este último surgió en los años 60 en New York como un medio usado por los jóvenes para expresar su inconformidad con el entorno. Se trata de una expresión artística y política, en sentido amplio, atacada desde sus inicios por el Estado, razón por la cual adoptó como característica la elaboración clandestina con elementos de rápida ejecución como aerosoles y marcadores.

 

Por otro lado, agrega Henry, “está el muralismo, que surgió a principios del siglo XX con un contenido ideológico, a través del cual el pueblo plasmaba las inconformidades y cambios políticos y sociales que se estaban generando; con el tiempo se ha conocido como arte público porque se hace en espacios públicos y ha tenido la connotación de contar algo o de decirle al pueblo a través del arte”.

 

Henry reconoce que las propuestas actuales son coyunturales, por eso combina el arte público con su obra de caballete con el trabajo artístico de grabado por el que es reconocido como uno de los mayores exponentes a nivel internacional, especialmente por su investigación en el contexto latinoamericano sobre el color en la mezzotinta, como aporte a la gráfica internacional. Su trabajo ha sido expuesto en más de 10 países de Europa y América Latina.

 

La disciplina y constancia de este artista se reflejan en cada una de sus obras. “Los procesos de creación son solitarios, pero dependen de una disciplina continua. Un artista necesita conocer qué se está haciendo en el mundo, requiere nutrirse de muchas de las áreas artísticas. La moda no puede encasillar la producción de un artista, este debe estar dedicado a su proceso creativo, abierto a lo que se está dando para ir madurando lo que hace sin centrar su atención en la moda”, puntualiza  Henry.

 

Fotos archivo personal Henry 


Comentarios relacionados:

Escribe un comentario acerca de esto:

©2019 buenagenteperiodico.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net